IMAGINAD CUANTO QUERÁIS. NADIE PODRÁ DECIROS BASTA.

jueves, 30 de abril de 2020

Y EL VINO CALA EN LA FIBRA

Las manos artesanas impregnan al trabajo un trocito del alma.
Lo hecho a mano tiene esa magia. 
En casa no faltan las cosas hechas con magia.

Alfombra de esparto picado con adornos de esparto al vino.



Lámpara de espejo hecha con caña y lámpara de techo hecha con esparto.


Esparto tintado con vino monastrel de Jumilla

SOÑAR UN SONIDO

Como soñar, como vivir

miércoles, 29 de abril de 2020

martes, 28 de abril de 2020

UNA SEGUNDA VIDA

Me cuesta tirar cosas. A todo le veo utilidad. A veces me he reprochado no saber viajar ligera de equipaje.
Aunque durante estos días me he alegrado de mi síndrome de Diógenes.
Tenía unas bolas de madera de un asiento antiguo de un coche. Nunca llegué a tirarlas.
Ahora se han convertido en parte de una cortina. Están acompañadas de trocitos de junco y de esparto. Seis de los churros de esparto están tintados con vino.
Vino de uvas que mis manos vendimiaron.
Mosto pisado por mis pies descalzos.
Y ahora son parte de mi hogar como una huella.











TRAMAS

Decoro mi hogar porque intuyo que pasaré mucho tiempo en él. Lo decoro con fibras naturales, que me agrada atravesar.

Cruzando el espejo.














miércoles, 22 de abril de 2020

NUESTRA FIESTA: DÍA DEL ESPARTO

Hoy es el primer aniversario de la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial en el tratamiento de esta magnífica materia prima que puebla, generosa, todos los montes de mi pueblo.

Para hacerle un homenaje a esta cultura, os dejo aquí un intento de reproducir las sandalias neolíticas que lucen en el Arqueológico de Madrid, encontradas en la Cueva de los Murciélagos, de Granada.
He podido hacer estas sandalias gracias a Carlos, de ESPARTEANDO.
Llevamos tejiendo el esparto miles de años y su belleza no deja de deslumbrarnos.